Contacto: Roberto
UNESCO Granada's Global Network Geoparks Adventure

Olivar Granadino

El olivo granadino , motor de nuestra vida y economía

Un poco de Historia

PARTE I: DESDE LA PREHISTORIA HASTA EL IMPERIO ROMANO

Se trata de un árbol oleáceo originario de Oriente Medio conocido desde hace más de 6.000 años, con tronco torcido, copa ancha y ramosa.

Ciertos historiadores indican que el olivo procede de Persia, otros del valle del Nilo y otros indican que es originario del valle del Jordán. Sin embargo la mayoría creen que procede de la antigua Mesopotamia, lugar desde el cual se expandió al resto de los países.

Su cultivo para la obtención de aceite de oliva empieza en las épocas paleolítica y neolítica (5.000 a 3.500 A.C.) en Creta, aunque los primeros documentos escritos sobre el aceite lo constituyen las tablillas minoicas, que constituyen el mayor testimonio arqueológico de la importancia del aceite de oliva en la corte del rey Minos para la economía cretense 2.500 años A.C.

En Egipto, desde hace más de 5.000 años, ya se empleaba el aceite de oliva para iluminar los templos, siendo la primera civilización que practicó la extracción del aceite por procedimientos mecánicos naturales, los mismos en los que se basa la obtención actual. En la cocina ya entonces se utilizaba para aliñar la lechuga.

También era frecuente la administración de baños con aceite perfumado y la imposición a las momias, entre los años 980 y 715 A.C, de coronas fabricadas con ramas de olivo, encontrándose dichos ornamentos en las tumbas faraónicas. El olivo penetró y se propagó por Europa de Este a Oeste, existiendo plantaciones datadas de fechas muy antiguas en el Ponto, Mitileno y Armenia.

A partir del siglo XVI A.C., los fenicios difunden el olivo por las islas griegas y, en los siglos XIV a XI A.C., por la Península Helénica.

Los griegos son los encargados de introducir el cultivo del olivo en Italia, donde se adaptó fácilmente. Así, desde el siglo VI A.C., se propaga por toda la cuenca del Mediterráneo, pasando a Trípoli y Túnez, a la isla de Sicilia y, desde allí, a la Italia meridional.

Altiplano Experience - Olivar Granadino

PARTE II: EL OLIVO EN ESPAÑA

En la Península Ibérica, se ha fechado la existencia del olivo desde tiempos prehistóricos, ya que se han encontrado huesos de aceituna en los yacimientos neolíticos de El Garcel. Durante la dominación romana, Hispania tenía ya un considerable número de olivos dando fruto.

En la época Romana el aceite procedente de Hispania gozaba de gran estima. Para fomentar las importantes transacciones de aceite que tenían lugar, los emperadores suprimieron todo tributo público a cuantos se dedicaron al comercio privado de aceite.

El cultivo en España se vio notoriamente incrementado, especialmente en el valle del Guadalquivir, durante los ocho siglos de civilización hispano-árabe. Los árabes introdujeron sus variedades en el sur de España e influyeron en la difusión del cultivo hasta el punto de que los vocablos castellanos de aceituna, aceite o acebuche, tienen raíz árabe; por ejemplo, la palabra española “aceite” proviene del árabe “al-zait” que significa “jugo de aceituna.

En la época de los Reyes Católicos, el “gazpacho” con aceite y vinagre constituía ya una parte básica de la dieta alimenticia de Extremadura y Andalucía. Con el Descubrimiento (1492), España llevó el olivo a América. Se introdujo principalmente a lo largo de los siglos XVI y XVII en Perú, Chile, Argentina y México. Hoy en día puede encontrarse en California y en distintas partes de Sudamérica.

En España se cultiva especialmente en la cuenca mediterránea y en las regiones de clima suave. Actualmente, el 95% del terreno mundial cultivado se encuentra en el área mediterránea.

En la actualidad, el país que más olivos posee es España (más de 300 millones de olivos), seguido a gran distancia por Grecia e Italia y un poco más atrás se encuentran situadas Túnez, Turquía, y Siria.

España es el primer país en el ranking de producción mundial de aceite de oliva, con una producción media anual de más de 1.000.000 toneladas, llegando a alcanzar 1.537.000 en la campaña 2013-2014. También es el primer país exportador mundial.

A nivel nacional, el mayor volumen de producción de aceite de oliva se encuentra en la región de Andalucía (Aprox. un 80%), seguido de Castilla la Mancha (6-7%), Extremadura (5%) y Cataluña (4%), estando el resto (4%) integrado principalmente por la Comunidad Valenciana y Aragón.

Altiplano Experience - Olivar Granadino

PARTE III: EL OLIVO EN GRANADA

Granada es la tercera productora de aceite de oliva a nivel nacional y mundial con más de 30.000 agricultores y 184.527 hectáreas de olivar, siendo el oleícola un sector de enorme importancia económica y social ya que en las comarcas productoras, el olivar tradicional genera más del 30% del empleo rural. La provincia de Granada suma más de 186.000 hectáreas dedicadas al olivar, con 24 millones de olivos.

Esta campaña la provincia de Granada ha obtenido una producción de 100 millones de kilos de aceite, una suma inferior a la media del último lustro, que se compensará por la alta calidad del producto, que permitirá también un mayor precio de venta que en años anteriores.

Cooperativas y almazaras.

Cooperativas y almazaras representan en la provincia de Granada a la mayor parte del sector oleícola provincial. La federación Cooperativas Agro-alimentarias trabaja con 49 cooperativas olivareras asociadas, las cuales cuentan con 24.000 socios olivareros de toda la provincia, que producen en torno a 300 millones de kilos de aceituna cada campaña, con una facturación anual superior a los 200 millones de euros (la facturación de la campaña anterior fue de 232 millones de euros).

Las almazaras industriales de la provincia representadas por la Federación Española de Fabricantes de Aceite de Oliva suponen el 60% en número y el 40% en producción.

El aceite de oliva granadino es competitivo. En los últimos años los productores están inmersos en proyectos innovadores, encaminados a fomentar la calidad de los aceites granadinos, excepcionales para la salud.

El fruto de esta labor es la creciente implantación en el escenario internacional, gracias al buen hacer de los productores en calidad y promoción, además del apoyo de las dos denominaciones de origen de la provincia: Poniente de Granada y Montes de Granada.

Altiplano Experience - Olivar Granadino

PARTE IV: CARACTERÍSTICAS DEL OLIVO

El olivo (olea europea l) es un árbol que pertenece a la familia botánica Oleaceae, y dentro de esa familia es la única especie con fruto comestible. Sus principales características son:

  • Sus hojas son verdes oscuras por el haz, con un característico brillo debido a la existencia de una gruesa cutícula y blanquecinas por el envés, simples, de forma lanceolada y bordes enteros. Es un árbol perenne y las hojas suelen vivir dos o tres años. La flor es menuda.
  • El tronco es grueso y su corteza grisácea.
  • El fruto es la aceituna, una pequeña drupa ovoide de sabor muy amargo, color verde amarillento, pulpa oleosa una vez que ha llegado a la madurez y con un hueso que encierra la semilla.
  • El olivo se ramifica a escasa altura y sus ramas tienden a dispersarse. Requiere mucho sol y rehuye la humedad. El suelo debe ser profundo pero seco.
  • Es un árbol centenario. La producción se inicia al octavo o noveno año y va incrementándose al aumentar la edad hasta llegar a los 35 o 40 años. Su productividad se estabiliza entre los 65 y 80 años y a partir de esa edad los rendimientos decrecen.
  • Son árboles de crecimiento lento, pero tienen una gran cualidad: cavando cuidadosamente y empaquetando sin dañar sus raíces, se puede trasladar sea cual sea su edad; de hecho hay empresas dedicadas a la venta de olivos adultos para la decoración.
  • Alcanza una altura de 20 a 25 metros en edad adulta y con condiciones favorables, y un diámetro de 8 a 10 metros. No obstante, lo habitual es que se practique una poda cada dos o tres años, manteniéndolo entre los 4 y los 8 metros de altura.
  • La madera del olivo es muy dura pero fácil de pulir e ideal para tallar utensilios. Es en definitiva un árbol que aúna la elegancia con la robustez.
  • En cuanto al fruto, cabe citar que las aceitunas destinadas para la obtención de aceite se recolectan maduras (Normalmente desde finales de Diciembre hasta mediados de Febrero, dependiendo de la zona), y las destinadas al consumo a medio madurar (Finales de Noviembre y principios de Diciembre).

Altiplano Experience - Olivar Granadino

PARTE V: LA COSMÉTICA

El Aceite de Oliva fue básico para la fabricación de ungüentos perfumados (que tanto éxito tuvieron en la Roma Clásica, como solía suceder en todas las civilizaciones mediterráneas antiguas). Las preciadas esencias eran conservadas en adecuados ungüentarios, con formas de lo más variado, de vidrio pintado.

Los aceites de oliva vírgenes aplicados a la cosmética, al ser naturales, sin tratamientos químicos ni aditivos, aportan más compuestos beneficiosos para el organismo. Conservan los antioxidantes naturales, vitaminas y otros elementos de presencia minoritaria, ya que la práctica totalidad de los aceites de oliva están formados por ácidos grasos entre los que predomina el ácido oleico. Este representa más de dos tercios del contenido total del aceite de oliva; estos ácidos grasos contribuyen a mantener la hidratación de la piel y favorecen la conservación de la membrana celular.

PARTE VI: LA SALUD

Nuevos estudios confirman los múltiples beneficios que el consumo de aceite de oliva virgen proporciona a la salud.

El consumo de 25 gramos de aceite de oliva virgen al día (unas dos cucharadas) aporta un 50 por ciento de la cantidad de vitamina E recomendada para el hombre y un 62,5 por ciento para la mujer. Esta es una de las principales conclusiones de un estudio dirigido por José Mataix Verdú, Catedrático de Fisiología de la Universidad de Granada, y que ha contado con la colaboración de más de 30 especialistas de todo el mundo.

Aparte de su aporte de vitamina E, el aceite de oliva virgen cuenta con numerosas propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Resumiendo, entre sus valores nutricionales destacan los siguientes:

    • Aparato circulatorio: Ayuda a prevenir la arteriosclerosis y las afecciones cardiacas, principalmente el infarto de miocardio, angina de pecho y trombosis cerebral. Reduce el colesterol total y el colesterol LDL (malo), la presión arterial, la agregación plaquetaria y la coagulación sanguínea. En cambio, aumenta el colesterol HDL (bueno).
    • Anticancerígeno: Sobre todo frente al cáncer de mama aunque también protege frente a otros.
    • Aparato digestivo: Mejora el funcionamiento del estómago, hígado, páncreas e intestino. Resulta ser un remedio natural contra las úlceras; reduce la acidez gástrica y resulta ser un antiinflamatorio.
    • Sistema endocrino: Mejora las funciones metabólicas.
    • Sistema óseo: Estimula el crecimiento y favorece la absorción del calcio y la mineralización.
    • Piel: Efecto protector y tónico de la epidermis.
    • Pediatría: Recomendado para la alimentación infantil por el tipo de grasas insaturadas que contiene.
    • Geriatría: Beneficioso para la tercera edad por sus propiedades antioxidantes. Evita las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.
    • Aporte vitamínico: Rico en vitamina A (favorece las defensas del organismo), D (antirraquítica), E (antiesterilidad), F, K (antihemorrágica).

Frente a tantas ventajas, el aceite de oliva no presenta ningún inconveniente. Aunque tomado en grandes cantidades puede engordar, el doctor Mataix señala que no conoce “ningún efecto negativo” en el aceite de oliva.

Deseas visitar una de las mejores almazaras con Altiplano Experience?

Contacta con nosotros!