Contacto: Roberto
UNESCO Granada's Global Network Geoparks Adventure

Paleontología y Arqueología
del Geoparque

Los ecosistemas existentes en las tierras del altiplano de Granada

Los sedimentos del antiguo lago que constituyen hoy día el Geoparque contienen el legado de la fauna existente en este territorio hace millones de años.

Actualmente son visitables algunos de estos enclaves paleontológicos que nos hablan de los ecosistemas existentes en las tierras del altiplano de Granada en los últimos dos millones de años. El yacimiento de Fonelas muestra la diversidad de la fauna que habitaba estas tierras antes de la presencia humana en el continente europeo. La visita a sitios como éste permite imaginar el territorio con la fisonomía del antiguo lago que configuró el actual Geoparque y comprender la riqueza ecológica y faunística que reinaba en estas tierras antes de la aparición de la especie humana.

Paleontología y aqueología del Geoparque de Granada

Los primeros testimonios de la presencia de nuestra especie han sido datados hace 1,4 millones de años. Ello no provocó cambios sobre la fauna de herbívoros y depredadores de estos entornos. Estas primeras huellas de Homo implican que pasemos de la paleontología a la Arqueología del Geoparque. Los yacimientos de Orce (Fuente Nueva, Barranco León, Venta Micena) concentran gran parte del escenario de esta transición. Junto a las especies de animales aparecen las primeras herramientas utilizadas por los primitivos poblados de nuestra especie en el continente europeo. Los depósitos sedimentarios del antiguo lago permiten comprender el gran legado paleontológico y arqueológico que en pocas partes del continente europeo se puede observar. Yacimientos parangonables a los afamados yacimientos africanos de la evolución humana y que podemos visitar en distintos sectores del Geoparque.

La Arqueología de nuestras tierras tiene una riqueza inusitada, constatando que a lo largo de la Historia humana del Geoparque podemos encontrar elementos patrimoniales singulares. Las primeras comunidades de agricultores y ganaderos del Neolítico y Edad de los Metales dejaron sus huellas configurando un territorio singular, como podemos observar en el Parque Megalítico de Gorafe, que posee 242 dólmenes inventariados, cuyas necrópolis pueden ser visitables. Grandes dólmenes también se pueden visitar en Baños de Alicún, asociado a una gran acequia para el regadío que puede ser de las más antiguas del sur de la Península Ibérica.

La complejidad social aparece hacia finales de la Prehistoria con la presencia de los primeros asentamientos amurallados de piedra hacia la Edad del Cobre, como El Malagón (Baza) y la Edad del Bronce, en Castellón Alto (Galera). En esta última población se puede observar el primitivo urbanismo de estas sociedades.

Entrando en el periodo histórico de la Edad del Hierro y Romanización de estas tierras podemos visitar la destacada necrópolis ibérica de Galera, con la singular presencia de estructuras funerarias tumulares. Además, algunos de los pueblos actuales hunden sus raíces en estos momentos, como los espectaculares hallazgos de la conocida Dama de Baza en el sitio de Cerro Cepero y las actuales excavaciones del teatro romano de Guadix, que configura el gran impacto producido por la romanización de las antiguas poblaciones bastetanas de época ibérica precedente.

Por último, el legado material de Al-Andalus es muy abundante en el Geoparque. Dejando a un lado las construcciones militares o alcazabas musulmanas, uno de los signos de identidad que perdura hasta nuestros días son las llamadas “viviendas cueva”, auténtico trogloditismo que ha constituido el tipo de vivienda habitual en época medieval y que ha perdurado hasta la actualidad. Muchas de estas viviendas-cueva pueden ser visitadas en las rutas a través del Geoparque, con destacados enclaves andalusíes como Hafas de Moralea (Benamaurel). Este tipo de vivienda subterránea ha sobrevivido hasta nuestros días, constituyendo una herencia etnográfica.

En definitiva, todo este legado arqueológico forma la seña de identidad de las poblaciones que siguen construyendo el Patrimonio Histórico del Geoparque de Granada.